La Era del Talento Humano

imagesActualmente existen innumerables fuerzas que han cambiado las reglas de juego en las organizaciones y que han revolucionado el concepto de mercado o competencia al concepto de empresa y trabajador. El capital ha dejado de ser el principal recurso productivo. Las empresas líderes del mercado de la noche a la mañana pueden perder gran parte de su cuota o incluso, desaparecer de no manejar conceptos como la innovación, gestión del talento y gestión del compromiso (Jericó, 2008).

Concuerdo con Pilar Jericó en que el talento es el mayor patrimonio de las organizaciones y cada vez más, va a suponer la diferencia estratégica entre las empresas excelentes y las meramente medianas. En su libro “La nueva gestión del talento humano, construyendo compromisos” enmarca la sutil y compleja tarea de las empresas en la gestión del talento y su importancia de saber identificar, captar, desarrollar y retener el talento.

El hecho es que la clave del éxito de las organizaciones con talento, no se caracteriza por un inmenso acerbo de conocimientos, sino por ser capaces de aprender e incorporar la tecnología para innovar, identificar talento y construir compromiso con sus empleados, esto le permitirá poseer una clara ventaja competitiva respecto al resto.

Por lo tanto, el capital y la tecnología son factores necesarios, pero no son suficientes para sobrevivir en el entorno actual, porque esto no diferencian a las empresas. “Será el talento que posea una empresa y su capacidad de innovar y de adelantarse al mercado, que no sólo le permitirá perdurar en el tiempo, sino que también podrá cambiar de forma inteligente las reglas del juego a su favor”(Jericó, 2008).

En definitiva, las organizaciones hoy en día, deben comprender que en un entorno tan tecnológico en que vivimos, la tecnología se ha convertido en el recurso menos diferencial entre las compañías. Lo que distingue actualmente a una empresa de otra, es el talento de sus profesionales, la capacidad de innovar rápidamente, de relacionarse con el entorno y de crear valor al cliente.

En este sentido, destaco la importancia de valorar el capital intelectual que posee cada profesional que conforma una organización y el rol estratégico del departamento de RRHH para dirigir las acciones que conlleven fortalecer y establecer esta premisa dentro de la cultura organizacional.

En otra oportunidad profundizaremos sobre este último tema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s